Elige las tapas de rosca de aluminio y save the wines

Elige tapones de rosca de aluminio

Cada año, cientos de millones de botellas de vino, picadas por el compuesto químico tricloroanisol (TCA), se tiran por el fregadero.

Esto se conoce más comúnmente como “sabor de corcho”, y solo se puede producir en las botellas de vino selladas con tapones de corcho.

Ningún otro sector industrial aceptaría el 5% de productos defectuosos, especialmente si la causa del error se conoce y existe una solución.
 
Desde que el corcho se utiliza para sellar las botellas de vino, los viticultores han visto sus esfuerzos para producir vino frustrados por un cierre no adecuado y los consumidores se ven obligados a pagar muy caro vino imbebible. Recientemente, se pasó de cierres ecológicos y naturales de corcho a otros tipos de cierres.

 

Elija los cierres de aluminio y ” SAVE THE WINES “.

Comodidad: los tapones de rosca satisfacen las exigencias de todos

 

Mucho más que simple vino. Los tapones de rosca de aluminio son ideales para proteger una amplia gama de productos farmacéuticos y productos alimenticios – vino, aceite, alcohol, bebidas en general- de la contaminación de agentes externos y microorganismos (por. ej. mohos).

 

Incluso el aluminio más delgado crea una barrera protectora eficaz sin alterar el sabor y el olor de producto.

 

Como previsto por los enólogos.Los tapones de rosca de aluminio con la correcta selección de la junta (revestimiento) garantizan un perfecto sellado, impiden que salga el líquido y obstaculizan el paso de otros sabores que podrían contaminar el vino. Además, también garantizan un continuo envejecimiento del vino, lo que elimina la oxidación y hacen que el transporte y el almacenamiento de las botellas – desde la bodega al consumidor – sea simple y directo.

 

Disfrutade de vuestro vino cuando queráis. ¿Cuántas veces habéis tenido que acabar de beber por la fuerza una botella de vino en el restaurante para que no sobrara? Con tapones de rosca se puede volver a cerrar de forma sencilla y eficaz una botella de vino y disfrutar el resto del vino en otro momento.

 

Después de que se abre la botella por primer vez, si se un tapón de rosca de aluminio podemos cerrarla perfectamente, manteniendo la calidad y el sabor del vino a lo largo del tiempo y se evita desperdiciarlo inútilmente.

 

Calidad: los tapones de rosca salvaguardan la calidad

 

Crecimiento mundial. Más CALIDAD PARA MÁS PERSONAS. El consumo mundial de comida y bebida, gran parte del cual es preenvasado, está creciendo.

Salvaguardar la calidad de estos productos es un reto al que nos enfrentamos constantemente.

Gracias al envase moderno que protege y que puede ser reciclado, como un tapón de rosca de aluminio, un mayor número de personas puedan disfrutar de productos de mayor calidad con menor impacto ambiental. Esto es especialmente útil para los países en vías de desarrollo.

 

Protegemos la calidad y el medio ambiente. Los innovadores cierres de aluminio ofrecen:

 

3

 

Tapones de rosca de aluminio: una solución global eficaz  Las tapones de rosca de aluminio disfrutan de las siguientes ventajas:

 

  • Son seguros, se pueden reciclar y se pueden producir con una alta calidad a un precio rentable.
  • Las instalaciones de producción se pueden construir muy cerca de los mercados en los que se requieren tapones de rosca, no importa cuanto sea remota su posición. Esto reduce notablemente las exigencias de transporte de larga distancia y las emisiones de CO2 asociadas.
  • Cuando se eligen cierres de aluminio se es consciente de que los produjo una empresa que ha invertido en la necesaria investigación y en la tecnología capaz de ofrecer una solución global.

Ventajas económicas: los tapones de rosca te ayudan a ahorrar

 

La relación coste- rendimiento mejor. Los tapones de rosca de aluminio ofrecen la mejor relación coste-rendimiento en comparación con el corcho.
La habilidad de crear un producto a un costo razonable y con las mejores características funcionales, es un beneficio no solo para los productores de cierres, sino también para toda la cadena (vino, aceite, alcohol, etc.), así como para los millones de consumidores finales.

 

Soluciones económicas. El costo total del envase se reduj, permitiendo a los proveedores ofrecer productos de mayor calidad a precios más bajos. Además, la tecnología más moderna permite crear cierres con un aspecto tradicional no necesitan revestimientos adicionales o cierres de PVC y, por supuesto, no se necesitan sacacorchos.

 

Soluciones democráticas. Los tapones de rosca ayudan a apoyar a los pequeños productores locales y así salvaguardar un patrimonio de tradiciones y culturas que luchan por competir con las grandes multinacionales, por lo que a precio se refiere.

 

Una contribución, en línea con una tendencia general a nivel internacional, para mejorar la oferta y el desarrollo de nuevos estilos de consumo que necesitan soluciones reales, que se pueden aplicar fácilmente y con costos razonables, en todos los países del mundo.

Diseño: tapones de rosca para un enfoque personalizado

 

Oportunidades de diseño creativo. Las grandes marcas internacionales, así como los pequeños productores locales tratan de diferenciarse de la competencia, creando una “personalidad” y una reputación para sus productos, a través de lo cuales los consumidores pueden identificar la marca. Con tantas variedades de marcas producidas en todo el mundo cada año, no es de extrañar que, además del sabor y del aroma, la impresión visual, el estilo de la botella, la etiqueta y su cierre tengan tanta importancia .

 

Para los productores y distribuidores, los cierres de aluminio tienen el potencial para mejorar el aspecto de sus productos. Infinitas opciones de diseño que incluyen acabados brillantes u opacos, punzonado lateral y superior y también están disponibles fácilmente diferentes tipos de impresión.

 

Hay pocos límites técnicos o prácticos cuando se tiene que hacer un cierre de aluminio con una única pieza. Los cierres pueden aumentar el impacto visual y reforzar la impresión general del producto. Del mismo modo que la etiqueta identifica el producto – su origen, su patrimonio y su calidad – a su manera el cierre de aluminio puede convertirse en una parte integrante de la marca por su impacto visual.

 

Sostenibilidad: los tapones de rosca tienen credenciales “green”

 
Naturalmente abundante. Extraído de la bauxita, el aluminio es el tercer elemento más abundante en la naturaleza después del oxígeno y del silicio y representa 8% de la superficie de la tierra.
 

Se puede reciclar infinitamente. Cuando se trata de reciclaje aluminio, las posibilidades son infinitas. De hecho, es muy probable que vuestros tapones de rosca se obtengan a partir del reciclaje de otros productos consumidos por otras personas, entre ellas, tal vez, incluso ¡otros tapones de rosca! (los tapones de corcho reciclados no se pueden utilizar para producir otros cierres).

 

Ya se recicla en todo el mundo. En todas las casas y las empresas del mundo existen contenedores para separar los productos de aluminio del resto de los residuos para su reciclaje, como también se hace con el plástico, el cristal y otros metales.

En todas las casas y las empresas del mundo existen contenedores para separar los productos de aluminio del resto de los residuos para su reciclaje, como también se hace con el plástico, el cristal y otros metales.

 

Menos residuos, más ahorro. El aluminio se recoge en masa para su reciclaje. Esto significa que no se ocupa espacio en los vertederos, y que los recursos naturales no se desperdician en transporte para llevarlos a los vertederos.

La producción de aluminio reciclado permite ahorrar un 95% de energía respecto a la producción de nuevo de aluminio.

Los cierres de aluminio también son los únicos adaptos para las botellas de plástico (PET) y para las de cristal.

 

Reducción de emisiones de co2 a traves de la investigación. Es verdad que la producción de aluminio emite más CO2 que la producción de corcho, pero:

 

  • 5% de la producción mundial de vino se desperdicia a causa de “sabor a corcho”. Se calculó que este resultado supera el 1.000.000 de toneladas de CO2 al año creado por: la producción de vino, recogida de las botellas contaminadas, producción de vino adicional para reemplazar el que se estropeó con los tapones de corcho.
  • Normalmente, una botella de vino no se vende sola con un tapón de corcho sino con una sobre-cápsula de plástico y, por consiguiente, se tienen que tener en cuenta las emisiones de ambas producciones.
  • La producción de vino es cada vez más global. El aluminio se puede extraer y producir todo el mundo, proporcionando la posibilidad de producir cierres en zonas en las que la demanda es mayor. Sin embargo, el corcho se produce solo en los países de la cuenca mediterránea. Pensad a la cantidad de emisiones de CO2 de una empresa vinícola australiana que compra los corchos en Portugal, los lleva a Australia y envía el vino de nuevo a Europa para venderlo, en comparación con lo que ahorraría si comprara tapones de rosca en las empresas locales.